Dragon Ball Super capítulo 51: La historia de Mai y Trunks, nuevos detalles sobre Black

Vemos que Bulma es capaz de hacer aparecer una máquina del tiempo usando una cápsula. Los que hemos seguido Dragon Ball Z ya lo sabemos, pero ella les recuerda a los demás que se trata de la máquina del tiempo utilizada por Cell. Si queréis un resumen rápido, una sinopsis de lo que ocurre en el capítulo 51 de Dragon Ball Super deciros que en el se trata la historia de fondo entre Mai y Trunks además de ahondar un poco más en las motivaciones de Black Goku.

El capitulo que tiene un titulo muy romántico “Los sentimientos trascienden el tiempo – Trunks y Mai” comienza con Bulma y el resto hablando de la máquina del tiempo de Cell. Trunks del futuro fue quien guardó la máquina del tiempo en una cápsula. Y fue Bulma quien quiso quedarse con ella para que pueda aprender más sobre los viajes en el tiempo. Desgraciadamente no es capaz de averiguar cómo funciona y finalmente se da por vencida. Sin embargo, en el tiempo presente y gracias a la libreta de apuntes de Bulma del futuro, ahora puede utilizar todos esos conocimientos para arreglar la máquina.


De este modo Goku, Vegeta y Trunks podrán viajar al futuro para enfrentarse a Black, sin embargo, necesitarán tiempo antes de que Bulma sea capaz de repararla. Mientras tanto, Goku le pide a Whis que le entrene, pero en esta ocasión Whis no está por la labor ya que no le gusta el asunto del viaje en el tiempo. Piccolo le sugiere a Goku que se entrene con Vegeta, pero viendo la situación el príncipe de los Saiyan se larga del lugar para entrenarse por si mismo.

mai y trunks

A continuación Goku se dirige al planeta de Kaio para poder entrenarse allí, pero nuevamente Kaio se niega en rotundo y casi hasta le pide por favor que se vaya de su planeta, el cual todavía está medio en ruinas tras el último entrenamiento .

Mientras tanto en el futuro Black Goku revela que los recuerdos de la batalla ya han entrado a formar parte de su cuerpo y su mente. Ahora es consciente de los movimientos de Goku y puede moverse como él. Black revela que está ansioso por saber más acerca de su oponente ya que el conocimiento de su modo de combate le hará más fuerte.

Regresando al presente nos encontramos con los siempre tranquilos padres de Bulma que están de vuelta de sus vacaciones y se llevan una desagradable sorpresa al ver como ha quedado el jardín tras la batalla entre Goku y Black.

Se reúnen con Trunks del futuro y su abuela le da un fuerte achuchón, mientras tanto Bulma habla con su padre y le pide que le ayude a reparar la máquina del tiempo. También hay tiempo para que la banda de Pilaf trace un ridículo plan donde la finalidad es utilizar la tecnología de la máquina del tiempo para dominar el mundo, todo ello en clave de humor.

Al oír de boca de Pilaf el nombre de Mai, Trunks del futuro reacciona y le toma de la mano ante el sonrojo de la niña. Mientras tanto Bulma regresa a su laboratorio y le pide a Krilin y Piccolo que limpie el jardín.

Mai y Trunks del presente y del futuro están solos  y es en ese momento cuando Trunks comparte la historia de Mai con los demás. En el futuro Trunks y Mai colaboran para tratar de derrotar a Black, quien ha destruido gran parte del mundo en su primer ataque. Los terrícolas restantes se reúnen para luchar contra Black formando la resistencia.

Mai es la líder de la resistencia y decide atraer al enemigo a una trampa. Sin embargo, el plan fracasa después de que Black sea capaz de salir prácticamente ileso de una encerrona preparada por Mai. A continuación llega Trunks y lucha contra Black, pero sus ataques no sirven de nada. Tras la aparición de un haz de luz provocado por Mai usando una bengala que parece debilitar a Black , Mai y Trunks consiguen escapar.

Es en este momento cuando Black revela que considera a los seres humanos como el único fracaso de los dioses y por eso tiene que exterminarlos, para crear un mundo perfecto.

Trunks se encuentra malherido pero Mai consigue animarle diciéndole que tienen que luchar por un futuro mejor para la humanidad.

Mientras tanto en el presente, Shu y Pilaf le piden a Trunks del futuro que les diga que ocurre con ellos en el futuro, la respuesta de Trunks no puede ser más descorazonadora, les dice que no les ha visto en futuro. En ese momento regresa Goku y se queja de que tiene hambre y de que Kaio no le quiso hacer de comer.

Bulma le dice a Pilaf y su banda que tienen que ir a limpiar la máquina del tiempo. Con una Mai sonrojada ante la cercanía con Trunks del futuro, Bulma le dice que no parece una niña y que habla como una mujer mayor.

Mientras tanto Bills y Whis hablan del Ki oscuro de Black y de que les suena de algo, encargándole Bills a su asistente la investigación sobre el mismo. El próximo capítulo será el 52 y tiene pinta de que será un capítulo también tranquilo pero interesante.

Deja un comentario