Review del capítulo 49 de Dragon Ball Super: Trunks explica lo ocurrido en el futuro

Dragon Ball Super sigue con su periplo por la saga de Trunks del futuro y ahora la serie se encuentra en el presente con Goku Black buscándolo. El capítulo 49 nos hace un resumen de lo que ha vivido Trunks del futuro desde la última vez que lo vimos allá por la saga de Cell, y no ha sido precisamente un camino de rosas.

En el capítulo anterior Trunks atacó sorpresivamente e Goku. Y en este capítulo ha llegado la explicación, el hijo de Vegeta todavía guardaba visiones sobre Black. Y dado que no entra en razón, Bulma le da una bofetada y le explica que se trata del Goku de siempre. Trunks pensaba que Goku estaba muerto desde la saga de Cell, pero Goku le dice – y no le falta razón – que han pasado muchas cosas desde la última vez que se vieron.


Trunks del futuro se echa a los pies de Bulma, feliz por verla de nuevo, ya que en el futuro desde el proviene, ya está muerta. Mientras tanto Pilaf y su banda no se enteran de nada y siguen especulando con rocambolescas teorías sobre el origen de Trunks, todavía no son conscientes de que se trata de la misma persona, ahora creen que se trata de un hermano mayor de Trunks niño. Bulma tiene que explicarles que se trata de un Trunks venido del futuro. Un detalle que puede pasar desapercibido es el rubor en las mejillas de Mai al ver a Trunks, lo que nos indica que en un futuro ambos se gustan.

A continuación entran a escena Bills y Whis que se encontraban por allí por curiosidad y que muestran interés en la máquina del tiempo. Les impresionada que un humano haya sido capaz de crear una máquina del tiempo. A continuación vemos que Black está en el futuro intentando adivinar a donde se ha ido Trunks, no tarda mucho en darse cuenta que ha abandonado esa dimensión y por eso crea una grieta en el cielo que le permite perseguir a Trunks hasta el pasado.

dragon ball super trunks

A Whis no le hace ninguna gracia – y de hecho se pone serio – y dice que lo que ha estado haciendo Trunks de viajar en el tiempo está totalmente prohibido, y lo explica diciendo que por culpa de una pequeña acción de cambio en el pasado, puede haber consecuencias muy graves, incluso la destrucción de todo un planeta. Si habéis visto la película de El efecto mariposa seguramente sabréis de lo que hablo.

Bills quiere destruir la máquina del tiempo para evitar mayores alteraciones, ya que el viajar en el tiempo incluso está prohibido para los dioses de la destrucción, pero Trunks le pide de rodillas – al principio se equivoca y se lo pide a Whis – que no lo haga. A continuación Bulma entra en acción justo a tiempo y les da una unas salchichas a Whis y Bills para que se olviden del asunto.

Bulma inspecciona la máquina del tiempo y se da cuenta de que no tiene combustible para un viaje de vuelta. Sin embargo, y tras dar un golpe al salpicadero se encuentra con una libreta de notas escrita por su yo del futuro. La Bulma del futuro le envía a la del pasado las instrucciones para construir la máquina del tiempo y el modo de obtención de combustible.

Pero el guiño que más nos ha gustado de este capítulo es que se habla de Majin Boo, de Babidi y Dabura. Concretamente podemos ver en imágenes los hechos que ocurren en el futuro cuando Babidi y Dabura hacen aparición después de que Trunks consiga el objetivo de acabar con Cell. Trunks estuvo entrenando con Kaiō-shin del Este para conseguir matar a Babidi y Dabura antes de que fueran capaces de librar a Majin Buu.

A continuación Trunks sigue con su relato y explica a los allí presentes que el nuevo enemigo al que se enfrenta se parece mucho a Goku. Dice que fue Bulma quien le puso el nombre de “Goku Black”. Goku Black llegó hace relativamente poco tiempo en la línea temporal del futuro (menos de un año) y ha destruido casi todo el mundo y matado a todos los habitantes de la Tierra. Al final llegan a la conclusión de que Vegeta y Goku podrían ir al futuro para enfrentarse a Black, pero parece que no va a hacer falta esperar.

Después Goku le pide a Trunks que le muestre lo fuerte que se ha vuelto, se transforma en Super Saiyan 2 y parece que es capaz de enfrentarse a Goku, pero tras enfrentarse Goku en Super Saiyan 3 queda claro que todavía está muy lejos del nivel de Goku. Trunks ni siquiera era consciente de que existía el Super Saiyan 3 y de un fuerte golpe, Goku le derrota. Ni siquiera es necesario que Goku le muestre el Super Saiyan azul, pero aún así Trunks le advierte que Black tiene mayor fuerza que el Super Saiyan 3.

Tras estos acontecimientos hace aparición en el tiempo actual Goku Black y en el próximo capítulo veremos una interesante batalla entre Goku y su clon malvado.

Así, el capítulo 49 de Dragon Ball Super me ha parecido un gran capítulo, hemos podido disfrutar de un montonazo con la historia de Trunks del futuro. Me encantó poder volver a ver aunque fuese por poco tiempo el super saiyan 2 y el super saiyan 3, también los hechos que provocaron que el Majin Boo no aparezca en el futuro y lo mejor de todo es que la próxima semana veremos un capítulo todavía más espectacular con Goku Black luchando contra el Goku actual.

Deja un comentario