Review del capítulo 72 de Dragon Ball Super

A pesar de la época navideña, este fin de semana Dragon Ball Super no ha descansado. En el capítulo 72 conocemos a la persona que contrató a Hit para matar a Goku. Y estoy seguro de que nunca habrías adivinado quien ha sido.

Pero el nombre del contratista lo daremos hacia el final del capítulo y no ahora, ya que vamos a ir por orden cronológico. El capítulo comienza con la misma escena final del anterior capítulo. Goku muerto al haberle atacado directamente al corazón Hit.


Gohan, Goten y Piccolo que ya estaban sobre aviso vuelan para acudir en su ayuda, pero es tarde. Piccolo intenta revivirlo, pero es en vano. Afortunadamente la bola de Ki que lanza Goku al morir cae nuevamente del espacio y del golpea. Goku sabía que esa explosión reviviría su corazón y su cuerpo.

Un recurso interesante e inteligente para un Goku que hasta ahora nos había parecido bastante limitado mentalmente para algunas cosas en todo Dragon Ball Super. Gracias a esta sacudida de energía nuestro héroe consigue recuperar la consciencia.

Recién venido de la muerte, Goku parece no tener miedo de volver a encontrarse con ella, así es que reta a Hit a luchar otra vez. Al fin y al cabo, no ha conseguido rematar el encargo ya que él no está muerto. Gohan, Goten y Piccolo se retiran a petición del propio Goku, para así poder luchar sin interrupciones.

Hit acude a su llamada confiado en sus posibilidades. El temible asesino tiene un nuevo ataque que es invisible y que le permite propagar un puñetazo a través del espacio traspasando los objetos. Goku cree saber como hacer frente a ese ataque. Pero Hit también ha desarrollado otra técnica desde la última vez que se enfrentaron, ahora es capaz de confundir a Goku transportando su energía a lugares diferentes.

Pero a pesar de que la situación es peliaguda para nuestro héroe, Goku sigue queriendo luchar a toda costa. Nuevamente queda patente que a Goku le entusiasma más que nada en el mundo el luchar, aunque para ello ponga su vida en peligro. En la lucha es en único ámbito en el que Goku se toma las cosas en serio.

Pasamos a ver otra escena en la que se ve a Whis entrenando en compañía de Vegeta en el planeta de Bills. Vegeta intenta sobornar a Whis ofreciéndole un filete bañado en la receta de salsa de al abuela. Mientras tanto Goku y Hit siguen luchando sin que el saiyan haya sido siquiera capaz de rozar a Hit.

También es curioso ver el contraste entre Goku que exhibe y muestra su fuerza continuamente, frente a la austeridad de Hit que busca en todo momento pasar desapercibido y ocultar su verdadero potencial. Aún así Goku se aventura a decir que esta vez será él quien gane este combate a pesar de que ahora mismo Hit es todavía más fuerte que cuando lucharon en la última ocasión.

A continuación vemos a Vados y a Champa que se han acercado a contemplar la pelea. Champa que de neuronas no parece ir muy sobrado no sabe como funciona la técnica del “salto en el tiempo” de Hit, Vados se lo explica. Champa piensa que fue Vados quien contrató a Hit para matar a Goku. Pero, ¿quién ha sido en realidad?

dragon ball super, capítulo 72

A medida que el combate avanza, Hit se confía y mientras tanto Goku es capaz de romper su técnica de salto en el tiempo y lanzarle un Kamehameha quedando los dos tendidos en el suelo. En este momento también se encuentran viendo la lucha; Vegeta, Whis y Bills.

Bills se pregunta quien fue el que contrató a Hit, incluso cree que podría haber sido Vegeta. Pero Vegeta lo niega y de hecho se muestra disgustado con Goku porque a éste le guste más luchar contra Hit que contra él. A continuación se revela que fue el propio Goku quien a través de Vados contrató a Hit para que le matara.

¿El motivo? Goku quería que Hit luchase contra el en serio. Y es que en la anterior ocasión Hit tuvo que contener su poder ya que durante el torneo de los universos las reglas le impedían matar a su oponente.

De hecho Goku habló con Whis para que contratara a Hit y de este modo el luchador no se enterase de la treta. Asimismo para liar más la cosa, Whis contactó con su hermana Vados quien contrató a Hit. A Bills no le hace ninguna gracia ya que cree que ha sido un movimiento imprudente, pero Whis se defiende diciendo que se trataba de un buen entrenamiento para Goku.

Por su parte Hit no conocía los planes de Goku. De esta forma, queda todo aclarado y Hit se aleja emplazando a Goku a luchar en una nueva ocasión. Aparece por allí Chi Chi, muy preocupada. Goku no quiere que se entere y de dice a Vegeta en voz baja que no revele que él fue quien mandó a Hit a buscarle.

El capítulo termina con Whis y Bills exigiéndole a Vegeta el bistec con la famosa salsa de la abuela. Lo malo es que todo fue una invención y tendrá que buscar el modo de no enfadar al Dios de la destucción y su ayudante, pero eso ya es otra historia.

Así, el capítulo 72 fue una bocanada de aire fresco y bastante original, aunque puede que haya a quien no le convenza del todo lo raro del plan orquestado por Goku.

Deja un comentario