Bills contra todo el mundo

El capítulo número 7 de Dragon Ball Super estuvo lleno de emocionante acción, en dicho capítulo acaparó todo el protagonismo el nuevo malo del anime, de hecho Bills desafió a Buu a una pelea, dado que ambos ya habían tenido sus mas y sus menos por el tema de la comida. Y como era de esperar, a Bills no le costó demasiado trabajo deshacerse de Buu, de hecho nuestro gordito amigo aficionado en convertir en galletas a la gente, terminó nadando en el agua con los peces.

Todo el mundo se quedó mirando, indignado por las acciones de Bills, pero lo cierto es que la mayoría de las personas del cumpleaños se encontraban bastante más preocupados por la reacción de Vegeta, viendo que sudaba profusamente y que estaba muy nervioso. Todos notaron que Vegeta sabía algo sobre Bills que no era precisamente bueno.

Vegeta se acerca a Bills volando en un intento de tranquilizar el ambiente. Su intento falla y Bills no cesa en su empeño de destruirlos a todos. Pero tienen que esperar, ya que Whis se encuentra dando cuenta de los deliciosos alimentos que el catering de la fiesta de Bulma ha preparado.

En el resto del capítulo se muestra a Beerus derrotando con mucha facilidad a los guerreros. Gotenks es la primera víctima de Bills, quien de una palmadita en el brazo es derrotado con suma facilidad. A continuación le siguen los valientes pero incautos Piccolo, Then Shin Han y la Android Número 18 a los que derrota sin siquiera tocarlos.

Bills contra todo el mundo

El cabezón de Buu termina desafiando a Bills de nuevo pero por más que se esfuerza solamente consigue fracasar. Incluso cuando uno de los que teóricamente debería estar entre los más fuertes como es Gohan interviene, Bills lo golpea con suma facilidad nuevamente. Nadie parece ser capaz ni siquiera de rozar al “Dios de la Destrucción”. Dende cae entonces en la cuenta de quien es Bills y comienza en ese momento a ponerse nervioso también.

Si además te gusta ver a Krillin y a Yamcha haciendo de las suyas te encantará este episodio, ya que ambos quedan retratados al no intervenir contra Bills, aunque por otra parte queda claro que poco o nada podrían haber hecho ante semejante poder, ambos llevan tiempo estando más cerca de los poderes de los humanos que de los de un super guerrero de verdad, todo es más curioso si se tiene en cuenta que ambos eran bastante fuertes en la época de Dragon Ball, pero está claro que han descuidado su entrenamiento…

Había concretamente una escena en la que se se mostraba a todos los amigos de Goku cansados y derrotados. Es entonces cuando Vegeta mira a su alrededor y se da cuenta de que tiene que hacer algo. Es entonces cuando se transforma en Super Saiyan para eliminar a Bills de una vez por todas. Sin embargo, Bills lo paraliza y curiosamente nos encontramos con una situación similar a la vivida por su padre años antes.

Cuando Bills está a punto de matar a Vegeta interviene Bulma, quien se enfrenta a él y le da una bofetada en la cara. A Bulma no le ha hecho gracia ninguna que el “Dios de la Destrucción” le haya arruinado el cumple, Bills se lo piensa un poco y de otra bofetada deja a la chica de pelo azul inconsciente. Es entonces cuando Vegeta lo mira con asco y se enciende.

Mientras Vegeta se va cabreando más y más parece que se está transformando en un ser mucho más fuerte que antes. Lo único malo es que ahí termina el capítulo. Una situación muy tensa que nos recuerda ya en algunos trazos a lo que pudimos disfrutar con Dragon Ball Z en su día, ¿se enfrentará Vegeta a Bills?

Así, parece que Dragon Ball Super está tomando el mismo enfoque de pasar de Dragon Ball a Dragon Ball Z que pudimos ver en las anteriores series, sólo que esta vez en un solo anime.

Así, el capítulo 7 ha sido uno de los mejores junto con el quinto, es cierto que terminarlo así pondrá de los nervios a más de uno, pero para ser justos todos recordaremos aquellas luchas interminables contra Cell que duraron muchas tardes después del colegio y de hacer los deberes frente al televisor de tubo. Curioso que Goku no salga en ningún momento en el episodio 7.

Resulta curioso ver como el frio y aparentemente distante Vegeta se enoja a más no poder cuando le tocan a su mujer Bulma, es incapaz de mostrar ningún tipo de emoción más allá del cabreo de cuando alguien amenaza a su familia. Próximamente tendréis a mano la reseña del capítulo 8 lista y dispuesta para leer.

Deja un comentario