Capítulo 4 de Dragon Ball Super: Review y opinión, adelanto en vídeo del capítulo 5

La semana pasada no hubo capítulo de Dragon Ball Super, pero ésta si que se ha podido disfrutar en Fuji TV del capítulo 4, titulado Objetivo: Las esferas del Dragón. ¡El súper plan de la banda de Pilaf!.

Nuevamente os recordamos que en este resumen que vamos a hacer de lo que sucede en el cuarto episodio hay spoilers por doquier, así que si no queréis que os adelantemos nada, simplemente dejad de leer.

El capítulo empieza con la recapitulación de lo ocurrido en el episodio 3 donde Beerus y Whis van de camino al planeta del Gran Kaio para encontrar a Goku, bueno, concretamente para encontrar al “Super Saiyan Dios” en busca de un rival digno del Dios de la Destrucción.

En este nuevo capítulo de Dragon Ball Super, el Gran Kaio está totalmente atemorizado ante la inminente llegada de Beerus y Whis a su pequeño planeta. Su mayor preocupación es que Goku se entere y acepte el reto de enfrentarse al Dios de la Destrucción, así que trata de entretenerlo de todas las formas posibles.

A continuación vemos a Bulma y al resto de la tropa celebrando su cumpleaños, además, y al igual que lo visto en la película La Batalla de los Dioses, el premio por ganar el Bingo son las siete bolas del Dragón. Los traviesos Trunks y Goten consiguen dar con el escondite de las bolas mágicas.

Tras ésto vemos a Pilaf, Mai y Shu aparecer por primera vez en Dragon Ball Super, se encuentran bastante aburridos intentando pescar algo en el mar, cuando de repente en su radar aparece una señal que les marca que las 7 bolas del Dragon están muy cerca.

Pilaf en Dragon Ball Super

Es entonces cuando el trío se llena de optimismo y esperanza por encontrar las ansiadas bolas de Dragón que tantas veces les fueron arrebatadas en sus mismas narices. Tienen algún que otro problema con un tiburón que pretende hacer de ellos su comida del día, sin embargo se las arreglan para acercarse al barco donde se está celebrando el cumpleaños de Bulma y los inocentes Trunks y Goten les ayudan amablemente a subir abordo.

A continuación Pilaf y sus acólitos les dicen a Goten y Trunks que tienen hambre, y como la comida no escasea en esta gran fiesta de cumpleaños, rápidamente les consiguen algo de deliciosa comida. Y ahí acaba la cosa, ya que Pilaf y compañía no encuentran todavía las bolas del Dragón en este capítulo, quizás lo hagan en los siguientes.

A continuación podemos ver una secuencia donde Vegeta se está entrenando en casa, cuando al momento suena el teléfono, es Bulma y tiene un humor de perros, le dice a su marido que haga el favor de aparecer en la fiesta, y aunque parece que no va a asistir, sabemos por la Batalla de los Dioses que finalmente si lo hace.

Nuevamente volvemos al planeta del Gran Kaio donde Beerus y Whis ya han llegado y nuestro regordete amigo se esfuerza por ocultar a su discípulo Goku. El capítulo termina con Beerus y Whis frente a, Gran Kaio.

Adelanto del capítulo 5 de la próxima semana

El siguiente capítulo se titula ¡Batalla decisiva en el planeta del Gran Kaio! ¡Goku Vs. el Dios de la Destrucción, Beerus!

El próximo capítulo estará lleno de acción, con Beerus luchando contra Goku en modo Super Saiyan 3 en el planeta del Gran Kaio, al fin podremos asistir a un combate de Goku, aunque da la sensación de que Goku no es rival para el Dios de la Destrucción.

Latest Comments

  1. Junior Rojas 31 agosto, 2015

Deja un comentario