Capítulo 48 de Dragon Ball Super: Trunks del futuro se refugia en el presente | Dragon Ball Super

Con el capítulo 47 de la pasada semana se inicio la nueva saga de Trunks del futuro en Dragon Ball Super, y ha sido uno de los capítulos más vistos hasta la fecha. En cuanto al capítulo 48, comenzó donde lo dejamos la pasada semana, con Trunks sufriendo en el futuro tras la fulgurante pérdida de Mai y su madre Bulma a manos de Dark.

Resumiendo un poco, Dark Goku es ahora el ser malvado del futuro y es el malo más malo que hemos visto hasta el momento en Dragon Ball Super. No sólo no tuvo piedad alguna a la hora de matar a Bulma del futuro y a Mai, sino que aniquiló a todos los amigos que conocemos. Trunks es el último que queda y debido a la rabia que siente por las recientes muertes, decide convertirse en Super Saiyan y enfrentarse a su enemigo.

Pero pronto vemos que Trunks del futuro no es rival para Dark Goku, quien ni siquiera parece tener la necesidad de utilizar todo su potencial para destruir a su oponente. Mientras todo esto ocurre Dark Goku le dice que será el fin de los saiyans. Con lo que ya nos deja claro que este Dark Goku no se considera a si mismo como uno de ellos, y de hecho los ataques que utiliza no son propios de Goku. Aún así, y ante una más que probable derrota, Trunks utiliza un ataque para cegar a su oponente e intentar escapar al pasado.

Así, Trunks entra dentro de la Capsule Corp. y pone en marcha la máquina del tiempo accionada por el líquido que su madre le dio. Dark Goku intenta sentir su KI y salir a por él, pero afortunadamente Trunks consigue evaporarse antes de que el impacto ponga fin a todo.

En este momento cambiamos totalmente de tercio y volvemos al presente donde todo se desarrolla con total normalidad. Trunks está en el colegio y le acompaña en clase Pilaf, Mai y Shu. Podemos ver entonces una de esas escenas de humor absurdo que tanto gustan en los animes japoneses y finalmente ya en el exterior de Capsule Corp. Trunks niño nota algo raro en el aire y aparece la máquina del tiempo con Trunks del futuro. Es entonces cuando Trunks se dispone a explorar quien está dentro de la máquina y llama a su madre para que pueda ayudarle tras ver que pertenece a Capsule Corp.

Screenshot 38

Aquí es donde Pilaf formula una rebuscada teoría según la cual, Trunks del futuro sería el hermano mayor de Trunks del presente y Bulma le habría sido infiel a Goku. Al pequeño Trunks nadie la ha explicado lo de que su versión mayor ya había vuelto a la Tierra con anterioridad y finalmente se asusta y no sabe que pensar, ya que su madre tampoco le da muchas explicaciones, le llama por su mismo nombre y además le pide que despliegue su KI para que Goku y Vegeta puedan regresar del planeta de Bills.

Finalmente Goku, Vegeta, Whis y Berus regresan a la Tierra. Vegeta le ordena a Goku que consiga semillas del ermitaño y Goku se las consigue utilizando de nuevo la técnica de transmisión instantánea. Tras suministrársela, Trunks recupera el aliento y al ver a Goku se le viene a la mente Dark Goku y su primer impulso es intentar golpearlo, pudiendo Goku detener el golpe con suma facilidad.

Y así de interesante termina este capítulo, un capítulo que me ha encantado porque tiene el equilibrio perfecto entre emoción, historia realmente interesante y humor que esperaba. Todavía no sabemos nada sobre Dark Goku, pero es de esperar que lo vayamos viendo en los próximos capítulos.

En cuanto a la preview del capítulo 49, nos encontramos a Dark Goku todavía intentando encontrar la forma de acabar con Trunks y descubrir como se ha evaporado. Da la sensación de que Dark Goku consigue encontrar la forma de colarse en el espacio/tiempo, también de que a Trunks le cuesta asimilar el hecho de que el Goku del presente no es malvado, sino un ser bondadoso. La próxima semana más.

Screenshot 37

Deja un comentario