Dragon Ball Super 108 Review: Frost y Freezer hacen equipo

El capítulo 108 de Dragon Ball Super continúa con el eterno Torneo de Poder, que nos recuerda a aquellos combates de Dragon Ball Z. Aún así, ya han sido muchos los personajes eliminados, pero todavía permanecen los combatientes más aguerridos. Queda un largo camino por recorrer hasta llegar al final.

El capítulo 108 de Dragon Ball Super comienza con Goku enfrentándose a Ribrianne del Universo 2. Ribrianne demuestra ser más poderosa de lo que a simple vista podría parecer y parece que a Goku le está hasta costando enfrentarse a ella. Eso sí, Goku lucha en su forma base, pero le encanta vez que el luchador contrario le da guerra. Incluso los otros universos se ven asombrados por el potencial del Universo 2.


Mientras tanto, en el Universo 11 solamente quedan en pie tres luchadores, pero son harina de otro costal. Vemos a Toppo, pero la acción no se centrará en él, si no que entra a escena Freezer que está esperando a un nuevo oponente al que enfrentarse. Parece que todos están bastante ocupados en estos momentos. Gohan por otro lado se enfrenta a Jimeze, que es un Yardrat del Universo 2. Los Yardrats son expertos en la técnica de Transmisión instantánea que también domina Goku pero que rara vez utiliza para luchar.

Las cosas no pintan bien para Gohan que está a merced de Jimeze y su técnica. Gohan es demasiado lento para seguir los movimientos de Jimeze. Pero antes de que Jimeze utilice su ataque final, Freezer viene al rescate. Freezer se avergüenza de que Gohan no pueda competir contra Jimeze. Krilin especula con la posibilidad de que Freezer esté trazando un plan trampa y no actúe como jugador de equipo. Al fin y al cabo Freezer es un villano.

dragon ball super 108

El Supremo Kai cree que el objetivo de Freezer es quedarse como último luchador en pie para ser el único que pueda utilizar las Super Dragon Balls. Freezer podría entonces derrocar al Gran Sacerdote, a los Zenos y Dioses de la Destrucción para convertirse en el más poderoso del universo de Dragon Ball. El Universo 7 vendrá que seguir guardando sus espaldas para que Freezer no haga realidad sus maléficas intenciones.

Después de un rato, Freezer decide que finalmente verá luchar a Gohan contra Jimeze y luchará después. Pero poco después cambia de opinión y decide salvar a Gohan. A diferencia de Gohan, Freezer si que puede rastrear los movimientos instantáneos de Jimeze fácilmente, por lo que lo derrota con suma facilidad.

Ni mucho menos Freezer se siente intimidado por la técnica de transmisión instantánea y cuando ya Jimeze está derrotado le explota un ataque en la cara, un ataque por el que el Universo 2 cree que se ha muerto. Freezer asegura que todavía no lo está, pero que puede que no tarde en morir nada más salga del ring. Poco después lo expulsa sin problema y regresa a las bancadas.

Freezer ahora conversa con Gohan y le dice que es un débil, que debería haberse convertido en un Super Saiyan para poder derrotar a Jimeze. Gohan no quiere hablar del asunto y simplemente se muestra molesto por la forma de actuar de Freezer. Y aún así Freezer ha respetado las reglas, pero sigue siendo un ser vil. Frost se acerca entonces para aplaudir sus actos.

A continuación descubrimos que Frost y Freezer habían llegado a un acuerdo. A pesar de ser de diferentes universos, ambos comparten el odio hacia los saiyans. Por tanto, deciden formar equipo y aliarse. No pintan bien las cosas para Gohan.

Después de que terminase la conversación, ahora vemos la primera pelea entre luchadores del mismo universo. El Universo 7 ahora está en peligro ahora que Freezer lucha contra Gohan. Bills está molesto por este giro de los acontecimientos, pero Champa ahora es feliz e incluso apoya a Freezer. Y es que sabe que Freezer es muy superior a Frost.

Gohan no tiene opciones en estos momentos y está perdiendo toda su fuerza. Utiliza su forma mística como último recurso y consigue golpear a Freezer en la cara. Freezer sin embargo tiene su contador de energía a tope. Entonces Freezer utiliza su forma dorada y no se retiene con el fin de eliminar a su propio compañero de equipo. Freezer logra acabar con Gohan y Frost le felicita.

Frost le pide entonces a Freezer algunos consejos sobre cómo combatir. Freezer parece un profesor pero le dice a Frost que no se fíe de nadie. Freezer entonces con un ataque sorpresivo echa a Frost del ring. El Universo 6 ahora cuenta con un luchador menos y finalmente averiguamos que Gohan tenía una especie de plan. A pesar de lo que parecía, solamente estaba fingiendo al darse cuenta de que Freezer no estaba golpeándole en serio. Sabía que los puñetazos de Freezer no eran tan potentes como podría llegar a ser. De este modo fingió su propia derrota.

Después de esta confesión, Freezer le dice a Frost que solamente es una aficionado y este se enoja. Frost en  su rabia quiere acabar con Freezer pero los Zenos lo impiden borrándolo en el acto. Y es que no se permiten interferencias externas. Los Zeno advierten al Universo 6 de que si vuelve a ocurrir borrarán a todo el equipo. Sorprendentemente el capítulo termina con Freezer diciéndole a Gohan que deben trabajar en equipo hasta el final. Personalmente no creo que esa sociedad dure mucho.

Así, el capítulo 108 de Dragon Ball Super fue excelente. Ha sido un capítulo totalmente impredecible porque nunca conocimos las verdaderas intenciones de Freezer. Estábamos convencidos de que Freezer iba a ir contra su propio universo porque odia a la raza saiyan, pero Freezer se convirtió en el perfecto luchador de equipo.

Freezer seguramente ve en Frost a alguien débil, y alguien más débil que Gohan y por supuesto que él. Quizás si fuese más poderoso la cosa cambiaría. Desde luego que original ha sido el ver a Freezer y Gohan luchando juntos y engañando a Frost.

De todas formas el capítulo 109 podría ser mejor todavía, ya que al fin podremos ver al Goku luchando contra Jiren. Jiren es el mejor luchador del torneo, por lo que Goku tendrá que utilizar toda su pericia para enfrentarse a él. Volvemos la semana que viene con una nueva review.

 

Deja un comentario