Dragon Ball Super 96: Review en español

Tras varios meses esperando al Torneo de Poder, ya casi lo podemos palpar con las manos. En este nuevo capítulo de Dragon Ball Super hemos podido disfrutar de la presentación de algunos universos y luchadores inéditos que participarán en el torneo. El destino de los universos está en juego.

El capítulo comienza con algunos Dioses de la Destrucción criticando la resistencia del terreno de lucha creado por el Gran Sacerdote para la ocasión. Les da la sensación de que no será suficientemente resistente como para aguantar las embestidas de los 80 combatientes. El Gran Sacerdote le asegura que es una construcción robusta pero aún así les da la opción de comprobarlo por ellos mismos luchando entre ellos. Y lo cierto es que tenían razón ya que todo comienza a desmoronarse. Es entonces cuando el Gran Sacerdote les encarga reconstruirlo y mejorar las partes rotas, quizás a modo de venganza por ponerle entredicho.


Regresamos al Universo 7 y allí todo el mundo está a disgusto por tener a Freezer como compañero. También vemos como toque de humor a Yamcha escondido en casa de Bulma, espiando y esperando a que Goku cuente con él para el torneo. Por otro lado Bills se da cuenta de que Freezer no se lleva bien con nadie.

Otro debate es el trabajo en equipo necesario para que el Universo 7 gane el torneo, y en eso parece que Goku y Vegeta no se ponen muy de acuerdo ya que son orgullosos saiyans a los que les gusta luchar por su cuenta. Tanto el Supremo Kai como Gohan dicen que el trabajo en equipo es la mejor manera de ganar. A Vegeta no le hace gracia alguna tener que trabajar junto con Freezer. A continuación los 10 luchadores, Bills y Whis forman un círculo y son transportado al lugar donde tendrá lugar el Torneo de Poder.

 

Al llegar se dan cuenta de que en el mundo donde se celebra el torneo no sólo es que esté prohibido volar, sino que nadie puede hacerlo a menos que tenga alas. Whis también comparte un dato interesante, cada luchador estará sometido a la gravedad de su propia atmósfera de origen con el fin de que los combates sean lo más justos posible. Tras la llegada del Universo 7 aparece el Universo 6 y allí vemos algunos rostros conocidos.

Freezer y Frost se encuentran cara a cara y ambos forjan lo que parece ser una pequeña amistad. Pareciera que se entienden perfectamente con la mirada, al fin y al cabo ambos son luchadores malvados.

A continuación Cabba se acerca para ir a saludar a Vegeta, a quien llama su maestro, pero Vegeta rechaza el apelativo. Goku quiere ir a saludar a Caulifa, ya que no está acostumbrado a ver mujeres saiyan, pero esta se niega y sigue protegiendo a la misteriosa Kale, demasiado tímida para saludar a nadie. Krillin le pregunta al Maestro Roshi si es capaz de contenerse y este se muestra confiado de dominar sus impulsos.

Dragon Ball Super 96, Jiren

Vegeta y Goku quedan sorprendidos ante la llegada del Universo 11, nunca antes habían sentido una energía tan poderosa. Es interesante ver que Caulifa no se siente intimidada, puede que ella y Kale formen un duo más que interesante. Goku se acerca e intenta saludar a Toppo, pero Toppo se niega, Goku intenta ser amistoso con Jiren, pero recibe igual contestación.

En ese momento vemos un ejemplo de lo rápido que puede llegar a ser Jiren, quien se mueve a una velocidad realmente impresionante, incluso para Goku. Da la sensación de que Jiren será el luchador más poderoso de todo el torneo. El combate más interesante bien podría ser el de Goku contra Jiren.

El capítulo termina mostrándonos a los luchadores de todos los demás Universos rápidamente. De estos se destaca el Universo 2, formada por la raza Yardrat que son los que enseñaron a Goku a utilizar la técnica de la transmisión instantánea.

Por lo demás un fantástico capítulo previo que nos deja entrever que el Universo 7, 6 y 11 serán a priori los protagonistas de la acción. Quedan solamente 48 minutos para que torneo de comienzo y será realmente interesante ver a todos los luchadores y las sorpresas que nos tienen preparadas.

Deja un comentario