Dragon Ball Super capítulo 14, concluye la saga de la Batalla de los Dioses | Dragon Ball Super

El capítulo 14 de Dragon Ball Super fue el que se emitió este fin de semana y puso punto y final a los hechos basados en la Batalla de los Dioses, también a la lucha entre Bills y Goku.

Y si, quizás fue el episodio más explosivo de esta nueva saga, siendo un final apropiado para la épica lucha entre Goku y Bills. Quizás algunos podrían decir que la lucha – tras haber visto la película – ya no iba a ser emocionante, pero lo cierto es que Dragon Ball Super se las ha ingeniado para hacerla también emocionante.

Así, la semana pasada habíamos dejado a Bills y a Goku luchando en el espacio. Los dos se estaban empleando a fondo y en su camino de regreso a la Tierra llegan incluso a luchar debajo del agua. La acción de los primeros minutos es emocionante y se ejecuta con maestría, está a la par de los episodios vistos en anteriores capítulos.

Tras eso, ambos contendientes regresan al espacio nuevamente. Sin embargo Goku agota su energía y vemos como recupera su forma normal con el pelo negro. La batalla entonces parece haber terminado, sobretodo cuando por la acción de Bills, Goku cae contra la Tierra.

Sin embargo, todos sabemos que Goku es prácticamente indestructible y nunca se da por vencido, así que se las arregla para encontrar la fuerza suficiente para volver a levantarse y luchar contra Bill como Super Saiyan. Es divertido ver como Bills se muestra sorprendido por ver como Goku todavía está dispuesto a luchar.

dragon ball super 14

La lucha termina cuando Goku lanza un Kamehameha y Bills utiliza una de sus ya famosas bombas de neutrones. La gran explosión que surge se convierte en una poderosa bola de fuego que se dirige hacia la Tierra. Bills se muestra más fuerte en este momento, ya que puede aumentar el tamaño y potencia de su bola con tan sólo chasquear los dedos.

Sabiendo que esta bola puede destruir la Tierra, Goku consume todo lo que le queda de energía en perforarla y hacerla estallar. La Tierra se salva, pero la energía de Goku queda agotada y éste cae a la Tierra donde lo tiene que recoger Vegeta.

La amenaza no termina, ya que aunque Goku sigue vivo, no ha conseguido ganar a Bills. Bills promete destruir la Tierra y acto seguido lanza un rayo pero lo desvía hacia el cielo, ya que está cansado y se duerme.

En ese momento Whis entra en acción, da las gracias a todos y transporta Bills a su planeta de origen. Bills le confiesa a Whis que le gustó pelear con Goku, ya que ha sido un rival muy difícil.

Hacia el final del capítulo podemos ver a Goku comiendo comida y todo el mundo está contento ahora que la lucha ha terminado. En Dragon Ball Super también se intenta replicar una divertida escena con Bulma, pero desgraciadamente el resultado no es el mismo.

Así, en líneas generales el capítulo 14 ha sido un capítulo interesante, y es genial poder ver que la saga de la Batalla de los Dioses ha concluido. Las escenas de lucha no estuvieron nada mal y la animación, salvo por el capítulo 5, ha estado bien.

La próxima semana habrá algo nuevo y único, un capítulo con Satán como protagonista. Podría tratarse de un capítulo humorístico, de relleno, para enlazar con la saga de la Resurrección de F.

Deja un comentario