Dragon Ball Super, capítulo 34: Frost contra Piccolo | Dragon Ball Super

El capítulo 34 de Dragon Ball Super fue emitido hoy y nuevamente, y al igual que el capítulo 33 de la pasada semana, ha estado lleno de acción. El torneo que enfrenta al Universo 6 y 7 se encuentra todavía en proceso y a cada capítulo crece la espectación.

El capítulo 34 de Dragon Ball Super comienza con el final de capítulo 33. Como ya sabréis los que nos leéis a menos, Frost sacó del ring a Goku en el último capítulo y hubo algo de polémica. Parecía como si Frost hubiese utilizado algún tipo de magia que atontó a Goku.

Finalmente Goku queda eliminado y mientras tanto Frost es declarado el ganador oficial. Por otro lado, Chi Chi está preocupada de que le haya sucedido algo malo a Goku y corre a tratar de desperarlo. Goku se despierta muy mareado, mientras que Frost le pregunta si se encuentra bien. A continuación Frost ayuda a Goku a levantarse y todo parece estar arreglado entre ambos combatientes.

Bills se siente molesto, ya que confiaba en que Goku le ganara a Frost fácilmente. Al fin y al cabo, Goku solamente utilizó la transformación Super Saiyan 1 contra Frost. En caso de haberse transformado en Super Saiyan de pelo azul, Frost habría sido derrotado con facilidad.

Pero no hay tiempo para lamentaciones y el torneo se reanuda con Piccolo, que es el siguiente luchador del Universo 7. Hay un momento divertido en el que Piccolo se desprende de su pesada ropa y le cae encima al locutor, a éste no le hace demasiada gracia.

Frost contra Piccolo

Piccolo le pregunta a Goku si cree que tiene alguna oportunidad de vencer a Frost. Lamentablemente, Goku es sincero, y le dice a Piccolo que no tiene posibilidad alguna. Sin embargo, Goku si está seguro de que Piccolo será capaz de ablandárselo para la lucha con Vegeta.

A diferencia de Goku, Piccolo no quiere perder fuerzas en el calentamiento, así que pasa directamente a utilizar su cañón de haz especial de bloque. Este es el movimiento final de Piccolo, por lo que el personaje verde parece querer jugárselo todo a una carta.

Lo curioso es que Frost tampoco se queda mirándole y comienza a atacar a Piccolo mientras este todavía prepara su ataque. Y esta es la grandeza de Dragon Ball Super, ya que es una serie que va directamente a la acción, y que no se eterniza como los combates de Dragon Ball Z. Evidentemente, esto puede gustar más o menos.

Frost logra hacer explotar la rodilla de Piccolo, pero Piccolo se las arregla para cargar su cañón de haz especial de bloque. A continuación Piccolo utiliza la técnica en la que se divide entre varios seres de si mismo. No funciona con Frost, que se le las arregla para destruir a las copias y comienza a atacar al verdadero Piccolo de nuevo. Piccolo continúa cargando su ataque mientras bloquea a Frost con un solo brazo.

Pero lo peor para Piccolo está por llegar, ya que Frost le golpéa con fuerza en el estómago, y eso hace que deje de cargar su ataque final. A continuación Piccolo intenta seguir ganando tiempo y extiende sus brazo al más puro estilo de Dhalshim de Street Fighter, así consigue envolver a Frost.

Nuevamente Frost vuelve a utilizar su singular magia contra Piccolo y nuestro amigo se marea del mismo modo que Goku. Frost lanza fuertes ataques contra el estómago de Piccolo y lo golpea y nuevamente vuelve a derrotar a un poderoso guerrero del Universo 7.

Jaco se da cuenta de Frost podría estar haciendo trampas ya que parece estar utilizando una especie de aguja para aturdir y marear a los demás combatientes. Vegeta le pide al locutor que revise si Frost está utilizando algún tipo de objeto ilegal. Finalmente nos damos cuenta de que este pariente de Freezer está utilizando una aguja que inyecta veneno a través de su muñeca. No era magia, sino algo bastante más sencillo, pero sofisticado.

Evidentemente, al quedar patente que Frost es un tramposo, Piccolo gana por descalificación. Es ahora cuanto nos enteramos de que Frost no es el personaje heroico que se nos pintó en el último capítulo de Dragon Ball Super. En realidad este persona es un pirata espacial y no es del todo buena gente.

A Piccolo no le ha hecho gracia ninguna la forma de luchar de Frost e incluso a Champa tampoco le ha gustado, ya que ha manchado su nombre. Es entonces cuando Vegeta se ofrece voluntario para tener una lucha bonus contra Frost. Y con esta tensa situación termina el capítulo 34 de Dragon Ball Super. Para Vegeta es como enfrentarse al propio Freezer.

Como habréis podido ver, el capítulo 34 ha sido impresionante, ha sido un toque genial el hacernos pensar a todos que Frost era un personaje noble al principio del torneo. Ahora sabemos que es un tramposo y no tan buena persona. También nos quedamos totalmente intrigados por ver la lucha entre Vegeta y Frost del próximo capítulo 35, seguramente estará también lleno de acción.

Deja un comentario