Dragon Ball Super, capítulo 35: Vegeta contra Frost y Magetta | Dragon Ball Super

Dragon Ball Super ha regresado esta semana con el capítulo 35 que nos traía la esperada pelea entre Vegeta y Frost. Ha sido un capítulo muy entretenido, lleno de acción y giros argumentales que nos han mantenido pegados a la pantalla, esperando lo que íbamos a poder presenciar.

Pero regresemos a lo visto hace dos semanas, durante el episodio 34 de Dragon Ball Super donde hubo cierta polémica. Ahora sabemos que Frost es un sucio tramposo que tenía una aguja venenosa en su muñeca cuando luchó contra Goku y Piccolo. Frost fue descalificado, pero a Vegeta no le hizo ninguna gracia esta triquiñuela, y decidió que sería el mismo el que impartiría justicia en combate contra Frost.

Y a diferencia de Goku y Piccolo, Vegeta cuenta con una importantísima ventaja, y que sabe que Frost es un tramposo, pero que ya no puede usar su aguja envenenada sin que el príncipe de los Saiyans lo sepa. Vegeta también está muy enfadado por lo sucia de la lucha de su oponente.

Dragon Ball Super capitulo 35

Vegeta no se lo toma como un juego, pero al mismo tiempo tampoco hace uso de sus poderes de Super Saiyajin a pleno rendimiento. Nuevamente, y por motivos que nos son desconocidos, el saiyan no se convierte en Super Saiyan Dios. De todas formas la lucha entre él y Frost no dura mucho, porque Vegeta no le da ni tiempo y enseguida lo saca del ring de un fuerte golpe en el estómago. Frost ahora si ha sido eliminado en un combate de verdad, a pesar de su palabrería. Nos encanta ver como Vegeta no pierde el tiempo y utiliza su poder para eliminar a su oponente.

Otra noticia importante es que volveremos a ver luchar a Goku, ya que Bills le dice que volverá al torneo debido a la trampa que Frost le tendió. Después se produce una discusión entre Bills y Goku porque nuestro héroe quiere luchar de último y Bills quiere que el último sea Monaka, ya que es el más fuerte del equipo.

Pero a esta noticia le sigue otra todavía de mayor interes, ya que puede que Monaka no sea quien todos pensamos, y es que Whis le pide a Bills que revele la verdadera identidad de Monaka. Esto nos hace pensar que quizás Monaka sea un personaje que ya hemos visto antes. Y ciertamente es una parte que nos intriga muchísimo. También da la sensación de que el misterior luchador se encuentra en una especie de trance o inconsciencia.

Tras la pela con Frost, Vegeta presume de que ni siquiera se encontraba utilizando su fuerza total. Y no es mentira, ya que no está utilizando su transformación de Super Saiyan azul. Esta situación es contraria a lo que sucede con Goku, quien a veces posterga demasiado las luchas en lugar de terminar con sus oponentes de forma rápida y contundente.

A continuación Bills y Champa discuten, debido a que la barrera creada por Vados es bastante débil y cuando Vegeta lucha contra Frost, lo lanza fuera de ella haciéndole un agujero. Finalmente y con juego de piedra, papel, tijera incluído llegan a la conclusión de que hay que establecer una nueva regla: Si un oponente golpea una nueva barrera más reducida creada por Vados, será eliminado. Esto al final se demuestra que será un importante handicap para algunos luchadores, ya que limita el espacio para el vuelo.

En otra escena de Dragon Ball Super también vemos como Frost se trae una nueva jugarreta entre manos. Se dirije aun cráter y allí se encuentra con un tesoro junto a un cubo que permite viajar. Este sería el premio para el equipo ganador. Pero Frost no quiere esperar a que el torneo acabe, sino que pretende robar el dinero y salir pitando, a pesar de que todavía tiene miedo de que Champa se cabrée.
Sin embargo, y antes de que Frost pueda robar nada, Hit del Universo 6 lo ve y entonces el terror se refleja en el rostro de Frost. Sin mover un dedo acaba con Frost fácilmente, y entonces Vados se muestra tranquilo por no tener que encargarse de este asunto.

Dragon Ball Super capitulo 35 1

Volvemos ahora con la lucha entre Magetta y Vegeta. Magetta tiene aspecto de robot enorme y a simple vista parece un torpón del montón, una especie de chatarra andante, pero no es así, sino que se trata de un ser metálico que bebe lava como si fuese agua.
Vegeta le pega unos cuantos golpes en la cabeza y esto causa un enorme y desagradable ruido que resuena en los oídos de los allí presenten. Parece que las patadas de Vegeta no le afectan en nada a Magetta.

La velocidad de Magetta sorprende a Vegeta y el enorme ser aumenta su poder y demuestra que no es tan lento como el saiyan se pensaba. Además, la lava que expulsa Magetta no se considera un objeto, sino que forma parte de su mismo ser, por lo que no se le puede descalificar por ello.

A Vegeta le cuesta moverse debido al poco espacio y comienza a lanzar ataques ya transformado en Super Saiyan, Vegeta parece cansado y las cosas no parecen pintar bien para él Magetta es capaz de igualar e incluso devolver sus ataques con lava. Por tanto, no tenemos claro que Vegeta sea capaz de ganar este combate.

Concluimos diciendo que el capítulo 35 de Dragon Ball Super fue un capítulo muy divertido, con muchos giros, como decíamos al principio y gratamente entretenido de ver. También nos gustó ver el trasfondo de la historia de Hit, que es un asesino a sueldo, despiadado. La pelea entre Magetta y Vegeta ha sido algo diferente a lo visto hasta ahora, así que nuevamente estamos deseando ver el siguiente capítulo, el capítulo 36 que saldrá la próxima semana.

Deja un comentario