Dragon Ball Super, capítulo 45: Goku vs Vegeta Copia | Dragon Ball Super

El capítulo 45 de Dragon Ball Super se emitió este fin de semana y nuevamente nos llevó al planeta Potaufeu, allí se encontraban Goten y Trunks. Vegeta viajó hasta allí en la nave de Jako y finalmente se vio envuelto en una trampa, ya que el que se puso en peligro fue él mismo.

Como ya sabréis los que habéis visto el capítulo de la semana pasada, unos extraterrestres absorbieron los poderes de Vegeta usando un agua de color púrpura y formando una copia exacta de Vegeta que se apoderó de sus poderes y que ha sido bautizado con el nombre de Vegeta Copia. Se trata de algo más que un clon, ya que actúa como si fuese el verdadero Vegeta y de hecho puede hacer que el verdadero termine por desaparecer.

Al principio del capítulo se nos explica (a través del relato del anciano con caparazón de cucaracha), que el agua de color púrpura fue creada por los nativos del planeta Potaufeu para protegerse de los invasores, pero que finalmente se les volvió en contra. A causa de ello los rumores se extendieron y se confundió la leyenda, creyendo los seres de otros planetas que se trata de un agua que aumenta los poderes propios, cuando no es así, sino que se trata de un agua con vida autónoma que es capaz de absorber todo el poder del que se encuentre por delante. Por este motivo, todos los seres del planeta, menos el anciano, se sacrificaron y el agua fue sellada para evitar la destrucción del planeta y el universo.

Dragon Ball Super capitulo 45

Después de esta explicación que nos pone en situación decir que mientras todo ello ocurre, los poderes de Vegeta comienzan a desvanecerse rápidamente, de hecho no tiene fuerza ni para ejecutar un cañón Galick. Pero el problema no es ese, sino que desaparece rápidamente transparentándose paulatinamente.

Dado que Vegeta no puede luchar, todos se retiran y mientras se acerca Vegeta Copia y el otro enemigo que absorbió al jefe de los malvados el principio del anterior capítulo, Goten y Trunks se fusionan en Gotenks. Desgraciadamente Vegeta Copia es tan fuerte que ni siquiera un Gotenks Super Saiyan 3 es capaz de hacerle ni cosquillas. No dura mucho tiempo el combate y finalmente tras un fuerte golpe de Vegeta Copia, la fusión concluye.

Es en ese momento cuando Goku, que se encuentra entrenando, se da cuenta de que el Ki de Vegeta está atacando a Trunks y decide usar la transportación instantánea para para ir al planeta Potaufeu a ver que está pasando.

Ya sabéis todo que Goku no es de los que pilla ciertas cosas a la primera – de hecho aún piensa que Monaca es un ser muy fuerte – por lo que intentan explicarle que el Vegeta real se encuentra en peligro de muerte pero finalmente sólo es capaz de entender que tiene permiso para derrotar a Vegeta Copia. Con lo que ante este nuevo reto, Goku se emociona y comienza el combate y así termina el capítulo.

A mi sinceramente me ha gustado este capítulo 45 de Dragon Ball Super. Puede que a los fans de Vegeta no les guste pero bueno… para gustos colores. Por ponerle una pega, un Gotenks Super Saiyan 3 debería darle algo más de guerra a Vegeta Copia en su forma base, incluso un Super Saiyan normal debería de hacerlo.

Es una historia paralela e interesante que veremos desarrollada a lo largo del siguiente capítulo y quizás algo más, pero es una pena que no le den más bombo a una pelea entre Goku y todo el poder de Vegeta, ambos en modo Dios y siendo un combate a muerte.

Deja un comentario