Dragon Ball Super, capítulo 57: Goku y Trunks forman equipo | Dragon Ball Super

El capítulo 57 de Dragon Ball Super se muestra imponente desde un primer momento, por fin Zamatsu deja de esconder sus verdaderas intenciones y sale a escena. ¿Será capaz de sobrevivir Goku a su ataque?

Goku ya se encontraba en serios problemas para conseguir defenderse de Black Goku en el anterior capítulo 56 y ahora tiene que hacer frente, no solamente a un poderoso Super Saiyan Rose, que es demasiado poderoso incluso para un Saiyan Dios.

El capítulo 57 comienza fuerte para Goku, Vegeta y Trunks del futuro. Con Zamasu uniéndose al equipo de Black Goku para juntos eliminar a la raza humana en el futuro. Al fin Zamasu explica a Goku que él no es la misma persona que Black.

Vegeta está fuera de combate, pero todavía no está muerto. Desgraciadamente nuestros héroes no se han provisto de unas semillas senzu. Parece que Goku tendrá que enfrentarse a los dos, pero aún así tendrá la ayuda de Trunks.

Zamasu sigue en su obsesión de que la raza humana es la causante de todos los males y por eso quiere erradicar a todo lo que no sea un dios. Black Goku no habla tanto pero también quiere derrotar a Goku.

Dragon Ball Super capitulo 57

Y como decíamos, ante un Vegeta que está prácticamente para el arrastre, y con Goku teniendo que hacer frente a dos poderosos oponentes, Trunks decide dar un paso al frente e ir a por Zamasu mientras Goku se encarga de Black.

Puede que Zamasu parezca un luchador demasiado fuerte para Trunks del futuro, pero quizás también le pueda su arrogancia. Es por eso que Trunks del futuro logra apuñalar a Zamasu con su espalda e incluso utilizar su ataque más letal contra él. En ambas ocasiones Zamasu consigue sobrevivir curándose rápidamente de las heridas causadas. Unos momentos de lucha intensos que nos hacen rememorar tiempos pasados.

Goku sigue su lucha contra Black, pero a él parecen irle peor las cosas, con su oponente adivinando todos sus movimientos y mostrándose mucho más hábil que él. Por si fuera poco, Black es capaz de imitar todos los ataques de Goku e incluso utiliza el Kamehameha contra él y Trunks. Tras ello, y ayudándose de que Zamasu había sujetado a ambos guerreros para facilitar un golpe franco a Black, Trunks y Goku quedan muy malheridos.

A continuación Zemasu y Black se preparan para hacer un ataque conjunto y exterminar de una vez por todas a Goku y Trunks, pero en ese momento Vegeta saca sus últimas fuerzas y consigue apartar el ataque en el último momento.

A continuación aparece en escena Yabirobe que se lleva a rastras a Goku y Trunks. Mai utiliza una bomba de humo para distraer a Zamasu y Black y consigue recuperar el castigado cuerpo de Vegeta.

A continuación Mai extrae la máquina del tiempo de su cápsula y envía a los tres saiyan malheridos al pasado, quedándose ella en el futuro, y ante las súplicas de Trunks de que los acompañe.

El capítulo termina con Bulma y los demás sobresaltados ante la aparición de los guerreros derrotados y tan malheridos. También podemos ver a Zamasu y Gowasu conversando mientras ven el último torneo organizado por los dioses de la destrucción del Universo 6 y 7. Parece que Zamasu se le ha ocurrido algún tipo de idea para usar las Super Dragon Balls en sus maléficos planes. Lo vemos irrumpiendo con violencia en casa de Zuno para exigirle que se lo cuente todo sobre las Super Dragon Balls.

Y esto es todo por esta semana. Ha sido un capítulo muy interesante y con bastaste acción y violencia, digno de aquellos de los tiempos de Dragon Ball Z. También es agradable ver que en esta ocasión y con este arco, no hay tantas prisas como con los anteriores.

Esperamos conocer por fin la identidad de Black Goku y el capítulo 58 podría servir para darnos nuevas pistas.

Deja un comentario