Dragon Ball Super capítulo 59 Review: Bills demuestra quien es el dios de la destrucción

Gowasu se encuentra relajado en el patio en compañía de Zamasu, con este último a punto de servirle el té, como de costumbre. Zamasu advierte la presencia de Bills y compañía y les da una falsa bienvenida. Así, el capítulo 59 de Dragon Ball Super vemos a Bills sacando algo de ese carácter maléfico que se le presupone.

El capítulo comienza con Zamasu trayéndole e té a Gowasu con la presencia de Bills, Whis, Goku y el Kaioshin del Universo 7.

Zamasu habla consigo mismo y se pregunta su conocerán sus planes. Se encuentra a la defensiva y por eso trata de desviar la conversación y al mismo tiempo sonsacarles si se han enterado de quien ha sido el ladrón del anillo del tiempo. Sin embargo, un hábil Bills le interrumpe secamente e informa de que han venido a otra cosa.

Mientras tanto Goku quiere luchar contra Zamasu y está a punto de estropear el plan. Bills se irrita y le da un coscorrón a Goku en la cabeza.

Zamasu accede a la revancha de Goku, quizás simplemente para ganar tiempo, pero antes de que los planes de Bills se tuerzan éste interviene y dice que ya se van ya que no quieren molestarlos durante la hora del té. Por otra parte, también es la hora de la siesta de Bills, tal y como dice Whis.

Evidentemente Bills y Whis no se han tragado las palabras de Zamasu, saben de sobra que miente y por eso se detienen en mitad del espacio para ver lo que hacen Zamasu y Gowasu a través de una especie de bola de cristal.

Bills ha visto el mal en los ojos de Zamasu y sabe de sobra lo que va a hacer. Sin embargo, tiene que esperar para tener las pruebas y no solamente ver la intención.

Goku cree que si esperan será demasiado tarde y que Gowasu morirá, pero no cuenta con un pequeño truco.

Mientras tanto en el futuro, Zamasu y Black hablan entre ellos de que la próxima vez Goku no tendrá tanta suerte. Sin embargo, Zamasu sabe que Black se alimenta del poder de Goku, con lo que no quiere dejarle sin su presa. Zamasu es feliz siendo inmortal y le sugiere a Black que debería invocar nuevamente las Super Dragon Balls para convertirse también en inmortal.

Black solamente tienen en mente el volverse más y más fuerte para poder llevar a cabo su plan para dar muerte a los mortales.

Mientras tanto en el presente Bulma pasa el tiempo reforzando lo que su marido destruye entrenándose. Y su hijo del futuro está triste por haber dejado sola a Mai.
Aquí viene el momento cómico del capítulo con Pilaf y sus amigos escenificando una escena en la que Trunks del futuro caería rendido ante las palabras de la actual Mai. Afortunadamente Mai no les hace caso.

Trunks del presente no está contento con la actitud de su yo del futuro y lo busca para pelearse y para que espabile. Después Trunks del futuro entiende lo que su otro yo quiere, y es que luche y no se rinda, como un verdadero saiyan.

Volviendo al Universo 10, Gowasu está comiendo unos presentes con té de la Tierra y le dice a Zamasu si quiere probarlos.

Zamasu está a otras cosas y habla del equilibro entre el bien y el mal, diciendo falsamente que ha comprendido las enseñanzas de Gowasu. Se pone detrás de Gowasu y tras un falso aviso le da un golpe mortal a su maestro.

Así, Whis utiliza su poder para volver el tiempo atrás y cubrir la mano de Zamasu con una manopla de gato que encierra la energía destructora de Gowasu

Bills y los demás aparecen junto a Gowasu y le informan de las verdaderas intenciones de su aprendiz a la vez que le muestran las pruebas.

Lejos de venirse atrás, Zamasu justifica sus actos como justicia divina y cuando ya preparaba un nuevo ataque Bills lo detiene y lo desintegra.

bills malo

Tras esto todos regresan a la Tierra causando un gran boquete nuevamente y aunque todos están muy contentos, Trunks del futuro no las tiene todas consigo sobre la destrucción de Zamasu en el futuro. Informando de que ya antes la destrucción de los androides no influyó en su línea temporal.

Bills le explica que cuando un Dios destruye a otro Dios, los cambios tienen efecto en todas las líneas temporales. El capítulo termina con un Trunks pensativo.

Deja un comentario