Dragon Ball Super, review del capítulo 11 : Continúa la lucha de Goku contra Bills | Dragon Ball Super

Nuevamente y como siempre os avisamos de que va a haber spoilers, así que si estáis pensado en veros el capítulo 11 de Dragon Ball Super, mejor que no sigáis leyendo, si ya lo habéis visto o sencillamente os da igual podéis seguir leyendo.

El capítulo 11 ha estado tan lleno de acción como el capítulo 10. Prácticamente no ha tenido otro contenido que no haya sido el referente a la lucha entre Goku y Bills. Es por eso que muchos de los fans de Dragon Ball Z se habrán quedado más satisfechos después de ver toda la acción de este capítulo, huyendo del infantilismo de anteriores capítulos de Dragon Ball Super.

Este episodio comienza revelando que los Saiyans que cedieron su Ki a Goku se han quedado sin fuerzas, hasta tal punto que no son ni siquiera capaces de volar, es por ello que se ven obligados a viajar en el avión de Bulma para poder ser testigos de la transcendental pelea. Vegeta, orgulloso, decide ir por libre como habitualmente y gracias a su súper visión es capaz de ver la lucha desde el crucero.

lucha de Goku contra Bills

Bills y Goku siguen intercambiando golpes y desde fuera da la sensación de que ambos contendientes se encuentran bastante igualados en cuan a fuerzas, siendo ambos muy buenos. También hay un momento para el humor dentro de la batalla cuando Goku le muerde la cola a Bills y éste decide vengarse de un modo similar mordiéndole la nariz.

Goku se da cuenta de que Bills no está luchando con todos su poderes. Bills, que se queda bastante impresionado por la fuerza de Goku y por hecho de que le haya aguantado durante tanto tiempo decide aumentar su potencia hasta dominar a Goku.

La lucha continúa con ambos combatientes fuera incluso de la Tierra y Bills amenaza con hacerla estallar con una bola de energía, una bola de energía de Goku se apresura a destruir rápidamente para evitar que el malvado Dios de la Destrucción lleve a buen puerto sus oscuras intenciones.

Posteriormente Bills parece hartarse y todavía aumenta más su potencial hasta lanzar varias bolas de energía, eso provoca que Goku se vea obligado ha utilizar un Kamehameha para destruirlas todas. Desgraciadamente, ésto termina por agotar la energía de Goku y el Super Saiyan Dios se siente ahora cansado.

Bills, visiblemente decepcionado, le dice a Goku que él no es el Super Saiyan Dios que vio en sueños, tras ello golpea Goku en la zona abdominal violentamente y lo estampa. Cuando Goku consigue reponerse le dice a Bills que nunca antes había luchado con alguien tan poderoso.

Inesperadaramente Goku supera estos momentos de flaqueza y consigue recuperar el 100% del poder del Super Saiyan Dios volando de nuevo hacia su objetivo.

A continuación finaliza este capítulo de Dragon Ball Super y tanto Goku como Bills prometen ahora luchar con todo su potencial. La lucha se extenderá a través del capítulo 12.

Así, el capítulo 11 fue otro capítulo digno de Dragon Ball Super. Las largas peleas consiguieron deleitar a los fans ya que han sido las más largas que hemos visto hasta ahora. En este capítulo no ha habido tiempo que perder con Whis o Pilaf comiendo comida, todo ha sido lucha y más lucha.

El capítulo 11 en general ha sido tan sólido como el capítulo 10. Parece que el episodio 12 será similar en términos de calidad, con lo que gustará a los que les han agradado los anteriores y decepcionará a los que ya había decepcionado.

Deja un comentario