El ejército de Freezer ataca en el capítulo 21 de Dragon Ball Super | Dragon Ball Super

El capítulo 21 de Dragon Ball Super fue un capítulo mucho más interesante que el de la semana pasada. Y eso se debe a que los hecho que en el se narran son diferentes a lo que se pudo ver en la película La Resurrección de F.

En la saga de la Batalla de los Dioses, la historia fue prácticamente la misma que pudimos ver la película pero ampliada. Aquí, en esta nueva saga de Freezer, las cosas están cambiando bastante. Esto hace que episodio 21 sea muy interesante para los fans, ya que introduce algunas novedades que hasta ahora no se habían podido ver.

En primer lugar, Vegeta y Goku todavía se encuentran entrenando bajo las órdenes de Whis, pero durante este capítulo hay una interesante y breve escena donde Whis abre un portal y teletransporta a los dos saiyans a otro lugar. Whis, en conversación con Bills nos dice que van a un lugar donde podrán desbloquear todo su potencial.

Esto está genial porque se supone que en Dragon Ball Super sabremos cómo llegarán a alcanzar el color azul de su pelo. Pero que nadie se emocione demasiado, ya que ninguno de los dos alcanza esta forma en este episodio, pero si que es el principio para que sepamos la explicación de como ello sucede. Y es que en la película de La Resurrección de F se nos explica como ambos llegan a hacerse tan poderosos.

El ejercito de Freezer ataca en el capitulo 21 de Dragon Ball Super

Otra novedad es que Freezer sabe que Krilin es un amigo de Goku, y recuerda el dolor del saiyan cuando lo mata allá durante la conquista del planeta Namek, es por eso que con su crueldad habitual, incita a su ejército a atacar a Krilin para hacer de Goku se vuelva totalmente loco. Y aunque Krilin está muy asustado al principio, finalmente se da cuenta de que es muy superior a su rivales.

Pero el momento más dramático quizás de lo que va de Dragon Ball Super y que también difiere de lo visto en la película es cómo Gohan queda fuera de combate, en la película Freezer le ataca, pero en Dragon Ball Super un irreconocible Tagoma le ataca cruelmente dejando fuera de combate incluso a un compañero para conseguir llegar a su objetivo final, Gohan, al que Piccolo prácticamente tiene que revivir utilizando su poder namekiano y después el Maestro Muten Roshi le tiene que dar habichuelas mágicas.

En Dragon Ball Super unos hasta ahora siempre risueños Goten y Trunks fruncen el ceño al sentir un enorme poder, el de Tagoma, quien ha aumentado su poder al haber entrenado durante meses con el mismísimo Freezer.

El capítulo 21 es un capítulo bien animado, donde además hay algún flashback donde Freezer recuerda los hechos ocurridos en Dragon Ball Z. Eso sí, las escenas de lucha no son ni tan largas ni tan épicas como en la película de animación, algo que por otro lado era previsible. Este capítulo estuvo lleno de acción y para nada ha estado lleno de relleno, siendo uno de los mejores capítulos vistos hasta ahora.

No nos olvidamos de una escena al final donde la rana Ginyu hace aparición y nuevamente el punto de humor lo ponen Bulma y Jako, con un papel residual como espectadores de lo que acontece.

Un capítulo genial el de esta semana, muy emocionante y que nos deja con las ganas de ver los nuevos contenidos que traerá el capítulo 22, esta es sin lugar a dudas la línea a seguir.

Deja un comentario