Goten, Trunks y Ginyu entran a escena en el capítulo 22 de Dragon Ball Super | Dragon Ball Super

El capítulo 22 ha sido totalmente original de la saga La Resurrección de F, ya que en su práctica totalidad no se ha mostrado nada de lo narrado en la película de La Resurrección de F, algo que nosotros vemos como positivo para los fans.

Algunas de las críticas que ha recibido Dragon Ball Super son en referencia a que la serie recicla demasiado el contenido de las últimas películas que hemos visto. El capítulo 22 sin embargo no podrá ser acusado de eso, ya que cuenta con una historia totalmente distinta a la de las películas. También añade personajes a la acción que no estaban disponibles.

Los personajes que participan son Goten, Trunks y también el Capitán Ginyu. Todos ellos tienen un papel relativamente relevante en este capítulo, lo que hace que sea un poco más interesante que la película. Es bonito ver como los dos chavales se fusionan, ya que a muchos fans no les gustó que no apareciesen por la película.

Pero vamos a empezar por el principio del capítulo, donde Tagoma quiere dejar claro que se ha convertido en un tipo duro tras el exigente entrenamiento con Freezer. De hecho se enfrenta a Piccolo y Gohan, siendo capaz de arrancarle un brazo al primero, posteriormente Piccolo tendrá que regenerar su cuerpo, una capacidad heredada de su padre.

Pero Tagoma tiene un problema, el ser demasiado presumido y alardear de su poder, es en ese momento cuando Gotenks le propina un buen cabezazo en todas sus partes, dejándolo un tanto en ridículo.

Pero la fusión de Gotenks dura poco tiempo y al “destransformarse” en Goten y Trunks a Freezer le viene flashback de futuro en el cual identifica que ese crio es el que le atravesó con la espada y le partió en dos. Aún así Freezer ni le ataca ni hace nada en contra suya. Ambos se van a esconderse con Bulma y Jaco tras una roca.

Goten Trunks y Ginyu entran a escena en el capitulo 22 de Dragon Ball Super

En ese tiempo Tagoma intenta levantarse tras ser golpeado en sus partes nobles. Al despertarse ve a una rana. Esa rana es por supuesto Ginyo. Ginyu escribe “cambio” en la tierra y Tagoma lo dice en voz alta. Esto hace que Ginyu y Tagoma intercambien sus cuerpos y así Ginyu está de vuelta con un cuerpo nuevo. Evidentemente Tagoma no sabía lo que le esperaba.

Ginyu le cuenta brevemente a Freezer todo lo que le ha ocurrido últimamente y el hecho de que ha estado viviendo muchos años como rana en la Tierra desde los hechos acontecidos en el planeta Namek, cuando intentó robarle el cuerpo a Vegeta y un moribundo Goku le mandó una rana. Goten y Trunks se mofan de los ridículos bailes que hace Ginyu y a Jaco no le hace mucha gracia el asunto.

Ginyu parece estar familiarizado con el cuerpo de Tagoma, de hecho, incluso le saca más partido, y derrota a los amigos de Goku de un plumazo. Tras esto Bulma intenta ponerse en contacto con Whis ofreciéndole un postre. Pero Goku y Vegeta se encuentran todavía entrenando, ahora en otra dimensión, y todavía no han conseguido su transformación definitiva.

En la Tierra mientras tanto, Gohan es el único que que tiene la fuerza suficiente como para enfrentarse a Ginyu, pero tiene que transformarse en Super Saiyan y tras derrotar a Tagoma fácilmente, le perdona la vida de un modo parecido a lo que hizo Goku con Freezer en el planeta Namek. Eso enerva muchísimo a Freezer, que al recordar el momento comienza a torturar a Gohan, agujereando su cuerpo por todas partes, y cuando está a punto de darle el golpe de gracia, el bueno de Piccolo se entromete y recibe la estocada. No sabemos si Piccolo ha muerto o no, pero está claro que le ha salvado la vida a Gohan.

Y ahí termina el capítulo, un capítulo que realmente nos ha parecido que eleva la calidad en general de la serie, ya que ha tenido de todo, y además ha sido muy dramático. La próxima semana Vegeta y Goku llegan a la Tierra, tal y como hemos visto en la previa.

Deja un comentario