Review del capítulo 38 de Dragon Ball Super: Hit contra Vegeta y nueva información sobre Monaca | Dragon Ball Super

El capítulo 38 de Dragon Ball Super se pudo disfrutar en la televisión japonesa hace unos horas y ahora os contamos todo lo que ocurrió. No sólo se incluye la lucha entre Vegeta y Hit, sino que también se nos revelan importantes datos sobre el peculiar guerrero Monaca.

Vegeta está intentando llevarse el torneo él solito. Hasta el momento ha acabado con Frost, Magetta y Cabba, pero ahora se enfrenta a un rival mucho más difícil. Hit del universo 6 hace aparición en el ring y parece que no le impresionan los poderes de Vegeta.

Al principio de este capítulo, Whis explica lo malvado que es Hit. Un ser que nunca ha sido derrotado por nadie en su vida y que no solamente eso, sino que también ha acabado con las vidas de todos lo que se han topado en su camino. Y esto nos anticipa que Hit va a ser un gran dolor de cabeza para Vegeta.

Aún así, Vegeta no es tonto, sabe que Hit es un oponente muy poderoso que ha estado intentado ocultar su verdadero poder desde el principio del torneo, así que comienza transformándose inmediatamente en Super Saiyan azul. Mientras la lucha da comienzo podemos ver una curiosidad, Monaka se asusta cuando Vegeta se transforma.

capitulo 38 Hit contra Vegeta

Comienza ya la lucha y tras un interesante careo, Vegeta falla estrepitosamente su primer golpe. Lo que nos deja estupefactos es lo tranquilo que se muestra Hit, totalmente sereno y fresco. Su velocidad y reflejos no están al alcance de Vegeta, al que termina golpeando fuertemente en la garganta. Acto seguido le dice a Vegeta que es mejor que se rinda, lo que no hace otra cosa, sino enfurecer más todavía al saiyan.

Hit golpea los puntos vitales de Vegeta y a cada uno de sus golpes lo daña de gravedad. Sus ataque son tan precisos que Vegeta no es ni siquiera capaz de defenderse. Nunca habíamos visto un luchador tan fuerte antes en Dragon Ball Super, es imponente su fuerza. Incluso cuando Vegeta está a punto de lanzarle un rayo, Hit le golpea evitando que incluso lo intente.

Mientras tanto en la grada, Goku y Piccolo se muestran preocupados porque no pueden ver los ataques de Hit. Hit se mueve tan rápido como nunca antes haya visto a un luchador. Vegeta en estos momento ya está visiblemente cansado y sudoros. Por no hablar de que ya está escupiendo sangre. Finalmente Hit termina la lucha con un fuerte puñetazo en el estómago de su oponente. Vegeta ni se puede mover del ring y el árbitro declara ganador a Hit.

Jaco se da cuenta de que Hit desaparece justo antes de atacar, y es por eso por lo que Vegeta no puede saber donde le va a golpear. Se trata de una técnica que permite parar el tiempo durante un período mínimo de tiempo. La siguiente lucha es la que enfrenta a Goku contra Hit. Whis sabe cómo derrotar a Hit, pero no se lo va a decir a Goku. Whis quiere que Goku lo aprenda por si mismo, a modo de entrenamiento, algo que no le hace tanta gracia a Bills.

Pero la revelación más impactante de este capítulo de Dragon Ball Super es que ahora conocemos la verdadera fuerza de Monaca. Realmente Monaca no es un ser demasiado fuerte, sino un principiante, Whis y Bills mintieron a lo Goku y Vegeta sobre Monaca para motivarles y hacerles buscar ser más fuertes. Monaca no está al nivel de fuerza de un Dios como creíamos. También se revela que Hit tiene más de 1000 años, siendo mucho mayor que la mayoría de combatientes del torneo.

A diferencia de Vegeta, Goku no comienza transformándose en Super Saiyan azul. Goku está listo y lo que quiere es saber primero cómo bloquear los ataques y cómo golpear a Hit para evitar una derrota calcada a la sufrida por Vegeta. Al comienzo de la lucha Goku recibe golpes con facilidad, mientras que Hit ni se mueve prácticamente del sitio, viendo un calco de pelea de la anterior.

Sin embargo, nuestro Goku solamente está estudiando a su oponente y finalmente consigue bloquear los golpes de Hit y le causa algún rasguño. Esto hace que tanto Bills como Champa se queden muy sorprendidos. Parece como si Goku hubiese encontrado el secreto mejor guardado de Hit.

Y en cuanto a la conclusión, puede que no haya gustado este capítulo a los seguidores de Vegeta, incluso puede que se haya tachado la acción de predecible, pero a mi la verdad es que me ha gustado mucho. Puede que a otros no les haya gustado eso de que Monaca sea un fraude, pero en fin, tampoco tenía mucho sentido sacarse un personaje fuertísimo de la manga por arte de magia. Para los que les gustan las sorpresas, recordarles que el torneo todavía no se ha acabado.

Os invitamos a volver a leernos la próxima semana, ya que estaremos con la review del capítulo 39. La previa nos muestra a un Goku ya transformado en Super Saiyan azul y un combate lleno de acción.

Deja un comentario