Review del capítulo 47: Comienza la saga de Black y Trunks del futuro | Dragon Ball Super

Al fin llegó el día del comienzo de la nueva saga en la que veremos de nuevo a Trunks del futuro y a un villano que promete ser de lo más perverso que hemos visto hasta el momento en Dragon Ball Super.

Un comienzo espectacular que nos sitúa en un futuro distópico y que hará las delicias de fans de animes japoneses como Ghost in the Shell o Akira, ya que los edificios derruidos y la aniquilación casi total de la raza humana nos recordará ese tipo de futuro post apocalíptico.

Desconocemos exactamente lo que ha pasado, pero podemos ver a Trunks con su espada a la espalda y a los más viejetes nos hará recordar aquellos buenos tiempos de Dragon Ball Z con la saga de Cell y por ende, nuestra niñez.

capitulo 47 Black y Trunks

Como decíamos, vemos a Trunks desplazarse por una ciudad totalmente en ruinas y a un ser demoníaco del que únicamente se adivina su figura y unos ojos de color rojo centelleantes – más adelante sabremos quien es dicho demonio. Trunks se apresura en reunirse con su madre Bulma, quien tras un año de trabajo ha conseguido sintetizar y reunir en un frasco, la energía suficiente en forma de líquido, como para poder viajar en el futuro, aunque no hay suficiente para regresar a la época en la que tienen lugar los hechos.

Bulma le dice a su hijo Trunks que de todas formas hay un modo de regresar, pero antes de que pueda continuar la conversación, el ser demoníaco descubre su ubicación y tras causar una gran explosión termina con la vida de Bulma, mientras un apenado e impotente Trunks se ve obligado a huir para poder conservar el líquido en el que ha estado trabajando su madre durante tanto tiempo.

A continuación Trunks se reúne con Mai (una chica que tiene pinta de ser su futura novia) y ésta le ofrece un poco de agua y una lata de comida para perros que ambos comparten con un gatito que entendemos que es su mascota. Desgraciadamente no hay tiempo que perder y ambos se dirigen a lo que queda de Capsule Corp. para viajar 17 años al pasado y poder revertir los hechos del futuro. En un principio no detectan el ki del demonio, al que llaman Black, pero éste si los encuentra a ellos y tras un gran torbellino aparece y ataca a Mai terminando con su vida ante la rabia e impotencia de Trunks que sostiene incrédulo su cuerpo inerte entre sus brazos.

Mientras tanto en el presente las cosas van bastante mejor e incluso Chi Chi está contenta con Goku, quien ha hecho un trabajo excelente como agricultor. A continuación vemos una escena cómica realmente divertida que nos recuerda a las competiciones de entrenamiento que Krilin y Goku hacían cuando eran tan sólo unos mocosos bajo las órdenes del maestro Roshi. Goku y Piccolo compiten por ver cual es el mejor recolector de lechugas y zanahorias, pero en ese momento hace aparición Krilin, quien lo primero que le comenta a Goku es si no está al tanto de que Vegeta ha continuado su entrenamiento a las órdenes de Whis. Nada mas oír eso, Goku se teletransporta al planeta de Bills e irrumpe justo en el momento en el que Vegeta intentaba golpear a Whis, todavía lechuga en mano.

capitulo 47 Comienza la saga de Black y Trunks del futuro

Volviendo al futuro el capítulo termina con la revelación de Black, un ser que no es otro que una especie de Goku malvado pero que evidentemente no es el propio Goku, ya que lo último que le dice a Trunks es “ha llegado tu hora saiyan”, con o que sobreentendemos que Black Goku no se considera a si mismo un Saiyan.

Desconocemos que puede haberle pasado a Goku, si simplemente tiene su imagen o de que se trata, pero esperamos irlo desgranando en los próximos capítulos, como pista decir que cuenta con un pendiente pothala, por lo que suponemos que algún tipo de fusión maligna se ha adueñado de nuestro héroe.

En la previa del capítulo 48 también vemos que Trunks si ha sido capaz de escapar de las garras de Black Goku pero está malherido. Todos se sorprenden de verlo y especialmente Trunks de joven. Por lo demás, tendréis que esperar a la semana que viene para conocer más detalles.

Y con respecto a mi valoración personal tengo que decir que este ha sido uno de los mejores capítulos de Dragon Ball Super, tanto a nivel de animación como de historia. La oscuridad es enorme y lo invade todo, me ha hecho retroceder años en el tiempo y eso no tiene precio. Es un capítulo mucho más adulto que todos los que hemos visto hasta la fecha.

Deja un comentario