Review del capítulo 67: Concluye el arco de Trunks del Futuro y Zamasu | Dragon Ball Super

Tras varias semanas en las que hemos podido disfrutar del arco de Zamasu y Trunks del Futuro, Dragon Ball Super ha llegado a su fin con el capítulo de la pasada semana. El capítulo 67, que es el del que os voy a hablar hoy, pone fin al que en mi opinión ha sido el mejor arco de Super hasta el momento.

Pongámonos en antecedentes y recordemos que en el capítulo de la semana pasada de Dragon Ball Super Trunks cortó al Zamasu por la mitad y la mayoría predecían que la pesadilla había terminado al fin, sin embargo en el capítulo 67 se demuestra que esto no ha sido así del todo.

Lo que sucede es que ante la incredubilidad de Zamasu su cuerpo físico desaparece, pero el ambicioso justiciero no termina ahí a pesar de todo. Aún así, Goku, Mai y Bulma felicitan a Trunks del Futuro por haber derrotado a Zamasu. Trunks se muestra humilde y les dice que ha sido cosa de todos.

capitulo 67 Dragon Ball Super

También Goku hace mención a que la espada de Trunks actuó como un Genkidama (en España lo conocemos como Fuerza Universal). Una técnica que Trunks del Futuro aprendió del nada al igual que el Mofuba ya que nunca antes la había utilizado.

Y como os decía al principio, el capítulo da un giro de 180 grados ya que Zamasu no murió del todo. Se abre una grieta en el cielo y este se torna oscuro, con Zamasu como un ser omnipotente que envuelve la Tierra y amenaza a los terrícolas.

Ante la gravedad de la situación Goku reacciona con premura e intenta transformarse en Super Saiyan Blue, pero no es capaz. Lo mismo le ocurre a Vegeta. Esto se debe a que el Final Kamehameha utilizado por Vegetto terminó por agotar las fuerzas de ambos luchadores.

Ante esto Trunks, Goku y Vegeta utilizan los ataques Cañón Galick, Kamehameha y Final Flash para tratar de acabar de una vez por todas con Zamasu. Desgraciadamente no le pasa absolutamente nada a Zamasu, y de hecho se ríe de ellos y comienza a atacar a todo el mundo con ataques láser.

Zamasu mata a todos los supervivientes del futuro salvo Trunks, Goku, Vegeta, Mai, Bulma, Gowasu y el Kai Supremo que consiguen huir al presente en la máquina del tiempo y usando los anillos potara. Momentos antes Goku había pulsado por error el botón que le había dado Zeno en el presente. Pero el Rey de Todo del futuro ni conoce al Goku ni sabe por qué está allí, simplemente lo que ve no le gusta y decide borrarlo de un plumazo.

Y la verdad es que cuando vi este final para Zamasu me quedé un poco extrañado, ya que toda la épica que ganó Trunks se había perdido por completo y la trama fue resuelta con una especie de Deus Ex Machina totalmente innecesario. Pero eso es mi opinión.

Dragon Ball Super capitulo 67

De un modo u otro, todos están ya en el presente y podemos ver, no solamente a Trunks del futuro y del presente , si no a las dos Mai. Los dos únicos supervivientes del futuro están preocupados porque todo ha desaparecido. Afortunamente poco después Whis le dice a Trunks que no esté triste ya que se ocupará de que todo vuelva a estar en su sitio, aunque no sin el problema de la duplicidad de él y Mai en esa nueva línea temporal.

Goku decide cumplir su promesa y le trae al Zeno del presente un amigo que no es más que el Zeno del futuro para que así puedan jugar juntos. Así, todos se despiden y mientras Mai y Trunks del Futuro regresan a su nueva línea temporal, este último llora al ver a su maestro Gohan personificado en el Gohan del presente que ha ido a despedirse de él.

Y aunque ya he dado bastantes opiniones personales sobre este capítulo diré en líneas generales sobre este arco que me ha gustado mucho más que otros anteriores, aunque creo que algunas situaciones podrían haberse resuelto sin necesidad de utilizar trucos de escapista, pero nuevamente no es más que mi opinión personal.

Deja un comentario