Review del capítulo 87 de Dragon Ball Super: Goku y Androide 17 forman equipo

Si echabas de menos a Androide 17, lo vas a disfrutar por partida doble, ya que este es el segundo capítulo consecutivo en el cual aparece. Goku y él se unen para poner fin a los cazadores furtivos que han venido desde el espacio. Parece que los valiosos cuernos del minotauro son objeto de deseo más allá de la Tierra.

Pero antes de ir con eso vamos a empezar por el principio. El capítulo 87 comienza justo después del capítulo 86. Con Goku sin ser capaz de convencer a Androide 17 para que une al Torneo de Poder. Sin embargo, Goku hace un último esfuerzo y le dice que el equipo que gane podrá pedir un deseo con Super Dragon Balls. Goku le explica al androide que las Super Dragon Balls tienen el tamaño de un planeta y que son mucho más poderosa que las de la Tierra. Esto hace cambiar levemente a Androide 17 de opinión.


Pero antes de que a Androide 17 le de tiempo a dar una respuesta a Goku, una nave alienígena aparece por sorpresa y comienza a absorber a todos los animales de la isla. A pesar de que los abducen a todos de forma indiscriminada, lo cierto es que su principal objetivo es el raro Minotauro.

Goku le dice a Androide 17 que se agarre a él y utiliza la transmisión instantánea para teletransportarse al interior de la nave. Androide 17 le dice a Goku que no se emocione demasiado, ya que si la nave sufre daños los animales morirán. Así, ambos se van enfrentando a los secuaces que les van saliendo al paso mientras buscan al jefe de todos ellos.

dragon ball super, capítulo 87

Androide 17 se encuentra fácilmente con el jefe y éste le manda a unos guardias algo más fuertes. Aún así se deshacen de ellos con facilidad. El jefe de los furtivos amenaza a nuestros amigos con pulsar un botón de un mando y destruir la nave por completo. Afirma tener una bomba en su cuerpo.

En ese momento vemos con la nave explota y tanto Goku como Androide 17 mueren. Pero tranquilos, ya que todo formaba parte de una pesadilla de Bills, quien lo ve como un mal presagio. Mientras tanto vemos a Vegeta que está disgustado con tener que mantener a Bills como si su casa fuera un hotel.

Volvemos a la nave y el jefe de los extraterrestres sigue amenazando con lo mismo. Es en ese momento que Androide 17 se arriesga a agarrar el mando, pero Goku esta rápido y utiliza la transmisión instantánea. Todos acaban en el pequeño planeta del Rey Kai del Norte. Siendo un deja vu de lo ya vivido con Cell.

El Rey Kai del Norte está asustado, pero Goku le dice que no debería ya que ya está muerto. Entonces Dende se comunica telepáticamente con Goku para decirle que todo lo de la bomba es una mentira. Es entonces cuando Androide 17 le dice al extraterrestre que pulse el botón y vemos que lo único que sale de allí son unas serpentinas que iban a servir para animar una fiesta.

Tras esto todos los animales son devueltos a la Tierra y están de nuevo entre la naturaleza. En cuanto al cazador furtivo, se hace cargo de él Jaco, quien afirma que llevaba tiempo tras su pista. Tras esto Androide 17 le confirma a Goku que participará en el Torneo de Poder. Androide 17 tiene en mente poder llevar a su familia de crucero por el mundo. Goku también le dice que su hermana y su cuñado participarán. Ya sólo quedan 23 horas y 20 minutos para que de comienzo el torneo.

Y en cuanto a la valoración, me pareció un capítulo muy entretenido y me da la sensación de que Goku y Androide 17 hacen muy buen equipo de combate. Aún así, fue un capítulo que no avanzó demasiado en la trama y que no hace más que dejarnos con las ganas de que dé comienzo el torneo de una vez por todas. Ah, y Trunks y Goten serán los que se encarguen de vigilar la isla en ausencia de Androide 17. En el próximo capítulo veremos a Gohan y Piccolo entrenándose juntos.

Deja un comentario